Abdel Zaher Binding

Abdel Zaher Binding

Aunque mi ruta quiero que sea por talleres que yo misma puedo visitar y hablar con sus dueños, ( de momento madrid y burgos ) me gusta ver qué está ocurriendo en otros lugares del globo. ¡Bendito internet! Y así, curioseando y navegando acabo de encontrar una historia similar a la que os contaba del El Rejón Encuadernación, solo que ocurre a miles de kilómetros de distancia. :)

La revista Monocle dedicó hace tiempo un espacio al taller de Abdel Zaher, el protagonista de esta historia. Con más de medio siglo de tradición, la tienda de encuadernación que regentaba con su familia no era más que eso, un pequeño negocio familiar. Sin embargo, este hombre ha conseguido convertir la tienda en un negocio moderno sin perder su encanto y tradición. ¡Lo que os decía! Una historia similar a la de Rejón. 😀

Abdel Zaher Binding

Abdel Zaher Binding

With over a half century of craftsmanship under his belt, Mohamed Abdel Zaher has transformed his family -run book -binding business into a modern enterprise, retaining all of its character and charm. ( Read more here

 

el rejon encuadernacion

Encuadernacion | Capitulo II

Nop. No me he cansado todavía. ¿Pensabais que ya me había cansado? ¿Ya? ¿Tan poco tiempo me dabais? Venga va, os voy a ser sincera, yo tampoco confiaba mucho pero, ¡aquí sigo!, descubriendo y ordenando todo lo que puedo y llega a mis manos sobre este todavía para- mí- misterioso mundo de la encuadernación.

Y es que hoy comienzo aquí la pequeña ruta de los talleres que estoy visitando. Y no me lo puedo estar pasando mejor.

1copia

Los talleres son sitios íntimos, espacios que pertenecen a su dueño, a una actividad concreta, a quién hace de ellos su lugar de trabajo. Suelen tender al desorden a los ojos de los extranjeros, pero tienen el orden perfecto para quién se entiende con todas esas herramientas.

Siempre, desde pequeña, los lugares llenos de pinceles, papeles, lienzos y pinturas me han fascinado. Me imaginaba pulular entre todas esas cosas y ya se me ponía la carne de gallina. Recuerdo cuando entraba al taller de pintura y ya, solo con el olor, me entraban ganas de coger lápiz y papel. Esa clase de cosas no pasan si estás sentado en el sofá, pero si estás en el sitio adecuado, rodeado de artilugios, hay como un gusanillo que te dice: Anda! empieza a hacer algo!

Más tarde me daría cuenta que me fascina cualquier lugar dedicado a una labor que salga de la pasión y las ganas; los talleres de costura, los talleres de pintura, la mesa de trabajo de un encuadernador… en definitiva, los lugares donde el trabajo necesita de las manos, de herramientas que se tocan y que huelen, que pringan, que pinchan, que te hacen sentir vivo.

el rejon encuadernacion

el rejon encuadernacion

Como contaba el otro día, me estoy dedicando a visitar todos los talleres que puedo; digamos que es como una aventura. Todo ha empezado en el Taller de Encuadernación Serrano, aquí en Burgos. Desde donde fui lanzada, literalmente, hasta la Calle Fernando el Santo nº5 , en Alonso Martínez, Madrid. Y allí, un lugar fantástico ( que resultaron ser dos ) me estaban esperando. :)

Rejon encuadernacion

Me encontré con la historia de un taller que iba a desaparecer, como desaparecen tantos otros por esta situación económica. Sus dueños, después de muchos años dedicados a este oficio, pensaron en cerrar, en abandonar, hasta que, gracias a un golpe de suerte, a una ráfaga de aire fresco que llegó como un huracán, les hizo cambiar de parecer. Encuadernaciones El Rejón no iba a desaparecer, sino que iba a cambiar, a evolucionar.

No hay crisis sin oportunidad y no se puede tirar la toalla hasta que no se hayan intentado todas las opciones. Por eso, con las ganas renovadas, con muchas novedades y con la mezcla explosiva de la experiencia y la juventud, El Rejón volvió a ver la luz hace año y medio.

Ahora son mitad taller ( donde también se pueden ver las cosas que ellos hacen), mitad tienda de materiales y aula de encuadernación.

rejon8

 

el rejón

¿Lo que más me gustó? Poder ver los delicados trabajos que hacen, que me dejasen entrar hasta la cocina, poder ver las telas que traen de la India, los papeles pintados a mano. Hablar con Merche mientras me dejaba fotografiar su mesa de trabajo y preguntarles, preguntarles y preguntarles. Yo les miraba con la misma cara de embobá que debo de poner a DonJuanjo, en fin… ¡que estaba más feliz que nadie allí dentro!

el rejón

 

Antes de irme les pedí consejo: el siguiente lugar al que debía de ir para seguir empapándome de todo esto. Y allí que me fui. El próximo día os cuento a dónde me lanzaron. :)

Encuadernación | Capitulo I

La encuadernación. aJÁ. sI. La encuadernación. Eso de los libros, ¿no?. aJÁ, ajám. Interesante. No, ah, no sabía eso. Ni eso tampoco. ¿Y existe gente que vive de esto? Wooow. Impresionante. Ajá. Sisi. Vaya, no tenía ni idea de eso. ¿Y esto qué es?. ¿Que no lo toque?. Ups, perdona. Es que no sabía. Nono, si yo. Si yo es que de esto de la encuadernación no se mucho, vamos, que no se nada.

Este es el principio de mi actual ignorancia. Y es que hace unas semanas la palabra Encuadernación se cruzó en mi camino. Y bueno, ¡ me he metido en el taller de cabeza!

encuadernacion serrano

encuadernacion serrano

(más…)

Agujero | Ilustración

tumblr_ma391vBd4k1qcqb7co1_1280

Ya saben ustedes lo que me gustan a mis las personas que dibujan, que ilustran, que cuentan algo, pero sobretodo, que con su trabajo: sorprenden. Por eso, en cuanto tuve en mis manos el ejemplar nº34 de “Agujero” … mi ego de coleccionista de proyectos chulos creció un poquito más.

agujero

©© http://vendedoresdehumo.tumblr.com/agujero

Me enamoré de él mientras charlábamos con Alicia, la impulsora, gerente, directora y tía simpática que está al mando de Sandwich Mixto y que ha puesto patas arriba el mercado de Antón Martín para hablar, entre lechugas y tomates, de editoriales pequeñas, de ilustración, de cómic, de creación artística… (mercegarten y yo nos hemos aficionado a visitarla de vez en cuando y no nos puede gustar más). Sigo a lo que iba que me estoy yendo por las ramas. Y entonces, entre revistas molonas, fanzines, bocadillos… encontré a Agujero, e irremediablemente, me lo autoregalé.

Sus autoras, Martarta y Andrea Topo, son dos jóvenes ilustradoras que como ellas mismas cuentan, comenzaron este proyecto como una visión casi espejismo un día de verano en un trayecto nocturno. Suena bien, ¿verdad?

Ellas contaron las historias de estos personajes y yo me enganché a este trabajo; me gusta como han conseguido describirles y cómo, con trazo limpio y decidido, retratan a cada uno de los personaje.

  (más…)